Acerca de

Comencé mi camino hace unos años. Cuando mirar a otro lado se hacía ya imposible. Mi voz interior clamaba atención. Nada tenía sentido fuera si no tenía sentido dentro. Únicamente cuando me permití hacer una introspección suficientemente profunda comencé a percibir el enredo que había generado en mi interior. Fue y está siendo doloroso. Sin embargo, cuanto más compasión pongo a la fórmula, menos sufrimiento genero. En la compasión hacia uno mismo reside la flexibilidad necesaria para la aceptación y, consecuentemente, el cambio.

Todas las fotos de mi blog son de mis viajes, mis queridos viajes 🙂